Dietrich Bonhoeffer

Dietrich-Bonhoeffer-2-600x960En el amanecer del 9 de abril, el Pastor Dietrich Bonhoeffer, quien, el día anterior, había dirigido un servicio religioso a petición de los demás presos, fue ejecutado en la horca.

Debió desnudarse para subir al cadalso.

Sus últimas palabras fueron “Este es el fin; para mí el principio de la vida”.

El doctor del campo (testigo de la ejecución) anotó “Se arrodilló a orar antes de subir los escalones del cadalso, valiente y sereno. En los cincuenta años que he trabajado como doctor nunca vi morir un hombre tan entregado a la voluntad de Dios”.

Este es nuestro homenaje a este valiente siervo de Dios.

VER LA BIOGRAFÍA.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat