Volver a Estudios Bí­blicos

¿Símbolo de amor y paz o “todo lo contrario”?

CRUZ DE NERÓN (54-68 D.C.): Se le llama también, “símbolo de amor y paz” o “las ruinas del hombre muerto”. Un signo de burla a Jesucristo.

Este símbolo estaba inserto en algunos bastones alemanes de las SS de Adolfo Hitler. (¿que significaría este “símbolo de amor y paz” en sus bastones?)

Durante 1958 el diseñador Gerald Holtom utilizó este símbolo para manifestarse “en contra de la guerra Nuclear”. Al tratar de explicar su origen, dijo que estaba inspirado en el alfabeto de señales marítimas, representando la D por desarme y la N por nuclear.

El mismo Gerald Holtom dijo que, para diseñar este logo, se inspiró en una pintura de Goya llamada Fusilamientos del 3 de Mayo, donde Goya se dibujó a sí mismo con las manos extendidas. Él formalizó el dibujo encerrándolo en un círculo. Después, decidió que este signo no debía ser representación de dolor sino de paz, entonces, lo invirtió. Negando abiertamente la versión de las señales marítimas.

cruz-de-neron

Los satanistas utilizan éste símbolo, mucho antes de 1958, en forma de burla contra el cristianismo, porque representa una cruz quebrada hacia abajo celebrando la muerte de Jesús.

Creo que lo ideal para los cristianos sería no utilizar este signo por dos motivos. El primero es que hay muchos creyentes que podrían escandalizarse ante el uso de este símbolo. “A cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran al cuello una piedra de molino, y que lo hundieran en el fondo del mar. ¡Ay del mundo por los tropiezos! Es necesario que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquél por quien viene el tropiezo!” Mateo 18:6-7

La segunda es porque ya sabemos que éste símbolo lo usan los satánicos con intenciones contrarias a la paz.

“No se unan con los incrédulos en un yugo desigual. Pues ¿qué tiene en común la justicia con la injusticia? ¿O qué relación puede haber entre la luz y las tinieblas? ¿Y qué concordia tiene Cristo con Belial? ¿O qué tiene en común el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo puede haber entre el templo de Dios y los ídolos? ¡Ustedes son el templo del Dios viviente! Ya Dios lo ha dicho: Habitaré y andaré entre ellos, y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.” 2 Corintios 6:14-16

Además, Jesús, no lo usaría.