Volver a Estudios Bí­blicos

Palabras: “Ojalá”

“En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello.” Santiago 4:15

En el idioma castellano hay palabras cuyo origen y significado muchos desconocen. Una de ellas, que la gente utiliza habitualmente sin saber realmente qué significa, es ojalá.

Ojalá: Proviene del árabe y, según algunas fuentes, del término wa sha llah “quiera dios” o “Alá lo quisiera”. Otras fuentes sostienen que significa “Oh Alá” clamor de los musulmanes a Alá, y de ahí al castellano antiguo “oxalá” y finalmente “ojalá“, usado para referirse a un deseo.

En el siglo VIII, la invasión musulmana alcanzó a la península Ibérica por lo que la cultura española se vio influenciada por los árabes, de tal modo que, hoy, el 15% de los vocablos del idioma español son árabes.

Como muchas otras palabras, estos dos vocablos con el tiempo y con el uso se juntaron para formar una sola palabra.

Recordemos que, para los musulmanes, Alá es su dios.

Ahora. ¿Es Alá, el Dios de la Biblia?

De acuerdo con la Biblia, Dios es:

1. Capaz de tener una relación personal con el hombre. Es “Conocible”.

2. Es revelado en tres personas.

3. Es amor.

4. Se encuentra envuelto activamente en la vida y la historia del hombre.

5. Es Espíritu, tiene una personalidad, ama, piensa, es omnipotente, omnisciente, etc.

6. Es un Dios de gracia.

7. El Dios de la Biblia no cambia, sus principios son eternos.

8. El Dios de la Biblia llama “Dios” al Mesías en Isaías 9:6. (El Islam admite que ese es Jesús)

9. El Dios de la Biblia llama a Israel “El Pueblo Escogido” en innumerables ocasiones.

De acuerdo con el Corán, Alá es:

1. Imposible de conocer.

2. Se encuentra lejano.

3. No es ni Padre, ni Hijo ni Espíritu.

4. No le importa el hombre.

5. No tiene interacción con el hombre.

6. No puede ser definido, por lo que solamente se puede decir lo que Alá no es.

7. Alá solamente proporciona juicio, no gracia.

8. El dios del Corán cambió la historia sostenida por el Antiguo Testamento de que a Jesús se le llamaría “Dios poderoso, Príncipe de Paz, Eterno Padre”, dándole el título de “último profeta” a Mahoma, en vez de a Cristo.

9. El dios del Corán niega la deidad de a quien en el pasado llamó “Admirable Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”. Isaías 9:6

10. El dios del Corán cambia de parecer y prescribe una fórmula totalmente contraria. Dice el Corán: “Por esta razón, prescribimos a los Hijos de Israel que quien matara a una persona que no hubiera matado a nadie ni corrompido en la tierra, fuera como si hubiera matado a toda la Humanidad. Y que quien salvara una vida, fuera como si hubiera salvado las vidas de toda la Humanidad. Nuestros enviados vinieron a ellos con las pruebas claras, pero, a pesar de ellas, muchos cometieron excesos en la tierra.” Al-Maeda 32 ; “Ni los judíos ni los cristianos estarán satisfechos de ti mientras no sigas su religión. Di: «La dirección de Alá es la Dirección». Ciertamente, si sigues sus pasiones después de haber sabido tú lo que has sabido. no tendrás amigo ni auxiliar frente a Alá.” Al-Bacara 2:120

Es por esto que los cristianos, como los judíos, no deberíamos utilizar esta expresión pues, para nosotros, “Solo El Señor (YHWH) es Dios”, “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es”. Deuteronomio 6:4 – (Shema Israel Adonai Eloheinu, Adonai Ejad)

WhatsApp chat