Volver a Estudios Bí­blicos

La Iglesia, Pasará La Gran Tribulación

Con respecto a las profecías bíblicas, hay un tema que las iglesias de Cristo debemos enseñar claramente, el tema de si los cristianos tendrán que transitar la Gran Tribulación (θλιψις μεγαλη), ese período de la historia de la humanidad anunciado por Jesucristo a sus discípulos en el Monte de los Olivos, que incluye un aumento de desastres naturales como terremotos, plagas, hambruna, maremotos, etc. y otras señales y portentos presagiosos en el cielo, representados a través de los cuatro jinetes de Apocalipsis.

La mayoría de las “iglesias” de hoy enseñan que Jesús rescatará a los cristianos antes de ese tiempo. Pero, esa enseñanza es antibíblica.

La Biblia claramente enseña que, nos guste o no, tendremos que enfrentar los efectos de la Gran Tribulación.

El tema del arrebatamiento es uno de los temas más distorsionados en algunas “iglesias” de hoy en día (especialmente las evangelicales) con respecto a las profecías bíblicas.

El arrebatamiento se refiere a cuando Jesús vendrá a levantar a los creyentes, antes que Dios castigue al mundo incrédulo.

Lo que se distorsiona, más que nada, es CUANDO va a suceder, y más específicamente, si va a suceder antes o después de la “Gran Tribulación”, un tiempo en cual habrá desastres naturales, engaños espirituales, y el sistema del mundo perseguirá a los creyentes y obligará a todo el mundo en recibir una marca sin la cual no podrán comprar ni vender.

La mayoría de las “iglesias” actuales enseñan que habrá un “rapto secreto” que puede ocurrir en cualquier instante, y que este “rapto secreto” sucederá ANTES de la Gran Tribulación. Le llaman “rapto secreto” porque suponen que los cristianos desaparecerán de la tierra sin que la demás gente vea a Jesucristo volver.

El problema con esta enseñanza es que NO ES lo que La Biblia enseña, sino simplemente el resultado de querer huir de la Gran Tribulación y sus consecuencias, donde la fe de los hijos de Dios será probada verdaderamente.

En La Biblia, podemos ver que se nos enseña claramente que NO habrá un “rapto secreto” antes de la Gran Tribulación, sino que los hijos de Dios, La Iglesia, pasarán por la Gran Tribulación antes de que Jesucristo vuelva a rescatarla.

Para que no queden dudas sobre este tema, leamos los textos bíblicos con respecto a este tema y resumiendo los puntos claves que cada texto nos muestra.

Antes de leer los textos, es importante entender, cómo estudiar la biblia, y especialmente las profecías bíblicas.

Los temas basados en las profecías bíblicas suenan difíciles de entender. Requieren de una correcta interpretación, porque siempre está la tentación de interpretar el texto de una manera que convenga al intérprete o que apoye alguna teoría personal.

Sin duda, cuando tratamos interpretar algunos de los textos, es de suma importancia leer La Biblia sin prejuicios y aceptar lo que diga, nos guste o no. Sin ese deseo por la verdad, terminaremos en oscuridad. “Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?” Mateo 6:21-23

El problema más grande con la posición errónea generalizada del “rapto secreto” es que toman un versículo de aquí y otro de allá, muchas veces fuera del contexto original, y luego agregan sus interpretaciones sobre el texto en tal manera que hacen que el texto diga algo más de lo que verdaderamente dice o aun que diga algo contrario a lo que dice. Luego, cuando uno lee sinceramente esos versículos, o compara esos versículos con otros en la biblia, quedan muchas contradicciones.

Siempre que estudiamos los textos bíblicos y, antes de hacer nuestros propios comentarios, deberíamos preguntarnos:

¿Qué dice el texto literalmente?
¿Qué es lo que NO dice el texto?
¿Cuál es el contexto general en cual se encuentra el versículo?
¿Cuáles son las palabras claves del texto?
¿Coinciden los textos el uno con el otro o hay contradicciones?
¿Coinciden los comentarios (las interpretaciones) con lo que dicen los textos?

Manteniendo estas preguntas en mente, podremos aplicarlas a cualquier porción y nos ayudará a entender lo que La Biblia verdaderamente enseña.

Comencemos por Las Siete Trompetas

En Apocalipsis se mencionan siete trompetas que se tocarán y que marcarán sucesos durante los últimos días. Apocalipsis 8, Apocalipsis 9, Apocalipsis 10.

Estas trompetas marcan eventos tales como granizo mezclado con sangre, una gran montaña ardiendo, y algo que parece una antorcha que cae sobre la tierra, las cuales queman la tercera parte de la tierra y envenenan la tercera parte de las aguas; el sol, la luna y las estrellas se oscurecen de alguna manera; algo semejante a una plaga de langostas endemoniadas atormenta por varios meses a los que no tienen el sello de Dios; y habrá otras plagas de fuego, humo y azufre.

Tanto los que creen en el “rapto secreto” como los que creen que la Iglesia pasará por la Gran Tribulación, coinciden en que estas siete trompetas suceden durante la Gran Tribulación.

La diferencia es que un grupo enseña que no habrá cristianos vivos durante esta época (porque habrían desaparecido en el “rapto secreto”), mientras que el otro grupo afirma que sí habrá cristianos en este tiempo.

Entonces, lo que tenemos que dilucidar es si el arrebatamiento ocurre antes o después de estas trompetas.

“Y el ángel que vi en pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano al cielo, y juró por el que vive por los siglos de los siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él, que el tiempo no sería más, sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas.” Apocalipsis 10:5-7

Leyendo estos pasajes, tal como está escrito, podemos deducir cuatro puntos claves:

  1. Siete trompetas marcan eventos de la Gran Tribulación.
  2. La trompeta final es la séptima.
  3. Una vez que se toque, “el tiempo no será más”.
  4. Cuando se toque, el misterio de Dios se consumará.

La frase “el tiempo no será más” no se refiere al concepto del tiempo mismo (es decir, segundos, minutos y horas). Si fuese así, significaría que todo queda congelado en tiempo y ya no va a haber pasado, presente y futuro. Esto no puede ser, porque aun después de la séptima trompeta, el mundo sigue existiendo y Dios castiga a los habitantes del mundo, por medio de las plagas “postreras” de la ira de Dios como explica Apocalipsis 15 y Apocalipsis 16. También hay otros sucesos que ocurren después de la séptima trompeta.

Podemos interpretar que “el tiempo no será más” se refiere a que no va a haber más tiempo para arrepentirse y reconciliarse con Dios.

No hay ningún texto bíblico que exprese lo contrario, y esta interpretación tiene sentido a la luz del castigo de la ira de Dios que se derrama después.

Entonces, esto significa que una vez que suene la séptima trompeta, los incrédulos, experimentarán la ira de Dios y no tendrán esperanza de salvación.

El texto no menciona la venida de Jesús, ni el arrebatamiento, así que no se podría usar para saber cuándo sucederá esto. Sin embargo, sí nos dice que la séptima trompeta es la final trompeta, y que esto sucede DESPUÉS de la Gran Tribulación.

El tema de la resurrección del los muertos está conectado directamente con el tema del arrebatamiento.

“Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.” 1 Tesalonicenses 4:13-17

Leyendo tal como está escrito, podemos deducir nuevos puntos claves:

  1. Algunos cristianos estarán vivos hasta la venida del Señor.
  2. Jesús mismo descenderá del cielo.
  3. Se tocará una trompeta cuando suceda el arrebatamiento.
  4. Los muertos en Cristo resucitarán primero.
  5. Seremos arrebatados todos juntos en las nubes para recibir al Señor en el aire.

Vemos claramente que el arrebatamiento sucederá cuando Jesús vuelve en las nubes, y que primero habrá una resurrección de los cristianos que han muerto.

Se menciona una trompeta. Esto nos conecta directamente con las siete trompetas del Apocalipsis. Sin embargo, no nos dice claramente cuál de las siete trompetas es ésta.

Una teoría dice la primera, lo cual implicaría que el “rapto” sucede ANTES de las siete trompetas de la Gran Tribulación, aunque podría ser alguna de las otras seis.

Pero ya que menciona que los cristianos resucitarán primero, tiene más sentido pensar que se refiere a la última (séptima) trompeta, porque la última trompeta es en la cual se complete el misterio de Dios que Dios reveló a sus profetas. Ese misterio, siempre se ha referido a la resurrección de los muertos y al regalo de la vida eterna.

Sin embargo, ya que el texto no nos dice cuál de las siete trompetas es la que se toca en este momento, nos puede quedar alguna duda con respecto a cuándo sucederá el arrebatamiento.

Repasado los puntos clave:

  1. Siete trompetas marcan eventos durante la Gran Tribulación. (Apocalipsis 8, Apocalipsis 9, Apocalipsis 10)
  2. La trompeta final es la séptima. (Apocalipsis 10:7)
  3. Una vez que se toque la final trompeta, “el tiempo no será más”. (Apocalipsis 10:7)
  4. Cuando se toque la trompeta final, el misterio de Dios se consumará. (Apocalipsis 10:7)
  5. Se tocará una trompeta cuando suceda el arrebatamiento. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  6. Jesús mismo descenderá del cielo. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  7. Algunos cristianos estarán vivos hasta la venida del Señor. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  8. Los muertos en Cristo resucitarán primero. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  9. Seremos arrebatados en las nubes para recibir al Señor en el aire. (1 Tesalonicenses 4:15-17)

En 1 Corintios 15:51-53 encontramos uno de los pasajes más importantes y conocidos sobre el arrebatamiento.

“He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la trompeta final; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.” 1 Corintios 15:51-53

Con este texto, leyéndolo tal como está escrito, podemos deducir nuevos puntos claves:

  1. Seremos transformados de mortales a inmortales en un instante.
  2. Los muertos resucitarán incorruptibles al sonar la trompeta final.
  3. La transformación de mortal a inmortal ocurrirá al sonar la trompeta final.

Aunque el texto no menciona la palabra arrebatamiento, es claro que se está hablando del mismo evento, que sucederá mientras algunos todavía estemos vivos, y en el cual seremos transformados de mortales a inmortales. Esto NO PUEDE suceder antes de que Jesucristo regrese.

En segundo lugar, habla de que los muertos serán resucitados, lo cual nos da una conexión directa con el versículo que vimos anteriormente que decía lo mismo, es decir, que los cristianos que hayan muerto resucitarán primero y se unirán con aquellos de nosotros que estamos vivos y juntos nos encontraremos con Jesucristo en el aire. Esto pone muy en claro que estamos hablando del mismo suceso en todos los pasajes mencionados.

Este pasaje también menciona una trompeta. Sin embargo, lo más impresionante de este pasaje es que nos dice exactamente en cual de las trompetas ocurrirá.

Ocurrirá a la trompeta FINAL, la séptima trompeta del Apocalipsis, durante la cual el misterio de Dios es consumado.

Todo concuerda correctamente, y no hay ninguna contradicción entre los textos.

Resumiendo los puntos claves que hemos encontrado hasta ahora:

  1. Siete trompetas marcan eventos durante la Gran Tribulación. (Apocalipsis 8, Apocalipsis 9, Apocalipsis 10)
  2. La trompeta final es la séptima. (Apocalipsis 10:7)
  3. Una vez que se toque la trompeta final, “el tiempo no será más”. (Apocalipsis 10:7)
  4. Cuando se toque la trompeta final, el misterio de Dios se consumará. (Apocalipsis 10:7)
  5. Jesús mismo descenderá del cielo. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  6. Se tocará una trompeta cuando suceda el arrebatamiento. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  7. Los muertos en Cristo resucitarán primero. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  8. Los muertos resucitarán incorruptibles al sonar de la trompeta final. (1 Corintios 15:51-53)
  9. Algunos cristianos estarán vivos hasta la venida del Señor. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  10. Seremos transformados de mortales a inmortales en un instante. (1 Corintios 15:51-53)
  11. La transformación de mortal a inmortal ocurrirá al sonar de la trompeta final. (1 Corintios 15:51-53)
  12. Seremos arrebatados en las nubes para recibir al Señor en el aire. (1 tesalonicenses 4:15-17)

Por si esto no fuera suficiente, veremos otros textos que claramente dicen que el arrebatamiento ocurrirá DESPUÉS de la Gran Tribulación.

Ya hemos obtenido suficiente información en los versículos antes mencionados para comprobar que el arrebatamiento ocurre en la séptima trompeta, después de la Gran Tribulación. Sin embargo, todavía nos quedan otros pasajes claves, que también comprueban el asunto.

Leamos 2 Tesalonicenses 2:1-4

“Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.” 2 Tesalonicenses 2:1-4

Leyéndolo tal como está escrito, podemos deducir los siguientes puntos claves:

  1. La venida de nuestro Señor Jesucristo y nuestra reunión con Él suceden al mismo tiempo.
  2. No debemos pensar que el Día del Señor puede ocurrir en cualquier momento.
  3. Nuestra reunión con el Señor Jesucristo no vendrá antes de que se manifieste el Anticristo.

Este pasaje es interesante porque pone muy en claro que nuestra reunión con Jesús en el aire no va a ocurrir antes de que “se manifieste el hombre de pecado”. “El hombre de pecado” se refiere al “Anticristo”, una persona que tomará control del mundo y exigirá que le adoren.

Se sabe que esto ocurrirá durante la Gran Tribulación (Apocalipsis 13). Entonces aquí tenemos en claro que el arrebatamiento no va a ocurrir antes de la Gran Tribulación. Este pasaje es tan poderoso en destruir el mito del “rapto secreto”, que en algunos libros que promueven el “rapto secreto” (Left Behind) omiten deliberadamente las palabras “y nuestra reunión con Él”, cuando citan 2 Tesalonicenses 2:1.

Este pasaje también dice que NO debemos pensar que Jesús va a volver en cualquier instante. Otra bofetada espiritual para los proponentes del “rapto secreto”.

Más adelante, en el mismo capítulo, hablando del Anticristo, Pablo dice:

“Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida.” 2 Tesalonicenses 2:8

Con esto podemos sumar otro punto clave: El Anticristo estará en la tierra cuando Jesucristo regrese.

Resumiendo los puntos claves que hemos encontrado hasta ahora:

  1. No debemos pensar que el día del Señor puede ocurrir en cualquier momento. (2 Tesalonicenses 2:1-4)
  2. Siete trompetas marcan eventos durante la Gran Tribulación. (Apocalipsis 8, Apocalipsis 9, Apocalipsis 10)
  3. La trompeta final es la séptima. (Apocalipsis 10:7)
  4. Una vez que se toque la trompeta final, “el tiempo no será más”. (Apocalipsis 10:7)
  5. Cuando se toque la trompeta final, el misterio de Dios se consumará. (Apocalipsis 10:7)
  6. Jesús mismo descenderá del cielo. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  7. El Anticristo estará en la tierra cuando Jesús vuelva. (2 Tesalonicenses 2:8)
  8. Se tocará una trompeta cuando suceda el rapto. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  9. Los muertos en Cristo resucitarán primero. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  10. Los muertos resucitarán incorruptibles al sonar de la trompeta final. (1 Corintios 15:51-53)
  11. Algunos cristianos estarán vivos hasta la venida del Señor. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  12. Seremos arrebatados en las nubes para recibir al Señor en el aire. (1 tesalonicenses 4:15-17)
  13. La venida de nuestro Señor y nuestra reunión con él suceden al mismo tiempo. (2 Tesalonicenses 2:1-4)
  14. Nuestra reunión con Jesús no vendrá antes de que se manifieste el Anticristo. (2 Tesalonicenses 2:1-4)
  15. Seremos transformados de mortales a inmortales en un instante. (1 Corintios 15:51-53)
  16. La transformación de mortal a inmortal ocurrirá al sonar de la trompeta final. (1 Corintios 15:51-53)

En Mateo 24, los discípulos le preguntaron a Jesús cuáles serían las señales de que Él estaba por volver. Jesús menciona terremotos, hambres, y pestes (Mateo 24:7); falsos cristos y falsos profetas que vienen en nombre de Jesús pero que engañan a muchos (Mateo 24:5); y menciona una época de tribulación, prometiendo que los salvados permanecerán hasta el fin. (Mateo 24:9-13)

Está claro, entonces, una época de tribulación es una de las señales que suceden ANTES de que Jesucristo vuelva.

Jesús lo dice aun más claramente en el siguiente pasaje:

“E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces se lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.” Mateo 24:29-31

De esto, podemos deducir nuevos puntos claves:

  1. Jesús vuelve inmediatamente después de la tribulación.
  2. Todos verán a Jesús sobre las nubes del cielo.
  3. Jesucristo envía a Sus ángeles con gran voz de trompeta.
  4. Sus ángeles juntarán a Sus escogidos.

Este pasaje coincide perfectamente con todo lo que hemos leído en los anteriores.

Se menciona la trompeta otra vez. Se mencionan las nubes dónde el pasaje en Tesalonicenses nos decía que nos íbamos a reunir con el Señor. También se menciona el arrebatamiento (“…y juntarán a sus escogidos”). Lo más impactante es que Jesús claramente dice que todo esto sucederá DESPUÉS de la tribulación.

RESÚMEN FINAL:

  1. No debemos pensar que el día del Señor puede ocurrir en cualquier momento. (2 Tesalonicenses 2:1-4)
  2. Siete trompetas marcan eventos durante la Gran Tribulación. (Apocalipsis 8, Apocalipsis 9, Apocalipsis 10)
  3. La trompeta final es la séptima. (Apocalipsis 10:7)
    O4. Una vez que se toque la trompeta final, “el tiempo no será más”. (Apocalipsis 10:7)
  4. Cuando se toque la trompeta final, el misterio de Dios se consumará. (Apocalipsis 10:7)
  5. Jesús mismo descenderá del cielo. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  6. Verán a Jesús sobre las nubes del cielo. (Mateo 24:29-31)
  7. Jesús vuelve inmediatamente después de la tribulación. (Mateo 24:29-31)
  8. El Anticristo estará en la tierra cuando Jesús vuelva. (2 Tesalonicenses 2:8)
  9. Se tocará una trompeta cuando suceda el rapto. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  10. Jesús envía a sus ángeles con gran voz de trompeta. (Mateo 24:29-31)
  11. Los muertos en Cristo resucitarán primero. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  12. Los muertos resucitarán incorruptibles al sonar de la trompeta final. (1 Corintios 15:51-53)
  13. Algunos cristianos estarán vivos hasta la venida del Señor. (1 Tesalonicenses 4:15-17)
  14. Jesús juntará a sus escogidos. (Mateo 24:29-31)
  15. Seremos arrebatados en las nubes para recibir al Señor en el aire. (1 tesalonicenses 4:15-17)
  16. La venida de nuestro Señor y nuestra reunión con él suceden al mismo tiempo. (2 Tesalonicenses 2:1-4)
  17. Nuestra reunión con Jesús no vendrá antes de que se manifieste el Anticristo. (2 Tesalonicenses 2:1-4)
  18. Seremos transformados de mortales a inmortales en un instante. (1 Corintios 15:51-53)
  19. La transformación de mortal a inmortal ocurrirá al sonar de la trompeta final. (1 Corintios 15:51-53)

Hemos demostrado claramente que La Biblia enseña que el arrebatamiento ocurrirá cuando Jesucristo vuelve, después de la Gran Tribulación. Lo hemos hecho sin tener que distorsionar o torcer las escrituras.

La información que hemos tomado y presentado en estos puntos clave es verdaderamente lo que dicen los versículos. Cada versículo coincide con los demás, sin contradicciones ni confusión.

Hay muchos versículos más que no hemos incluido aquí, que apoyan esta posición bíblica. A medida que leas la Escritura, verás claramente que el plan de Dios incluye un enfrentamiento entre los creyentes y los incrédulos durante la Gran Tribulación. Esto nos impulsa, como hijos de Dios, a tomar en serio las enseñanzas de Jesucristo y confiados en Él, prepararnos para esos tiempos difíciles.

Gracia y paz.

#SóloEscritura #SóloGracia #SoloCristo
#SóloFe #SóloaDiosGloria
#SanaDoctrina Iglesia Bautista Reformada

WhatsApp chat