Volver a Estudios Bí­blicos

El milenio – Literal o Simbólico

Pastor Mario Revel

“Vi entonces que un ángel descendía del cielo. Llevaba en su mano la llave del abismo y una gran cadena. Apresó al dragón, que es la serpiente antigua, y que es también el Diablo y Satanás, y lo ató durante mil años; luego lo arrojó al abismo y lo encerró, y selló la puerta, para que no volviera a engañar a las naciones hasta el cabo de los mil años. Después de esto es necesario que se le suelte por un poco de tiempo.

Vi entonces unos tronos, y sobre ellos estaban sentados los que recibieron la autoridad para juzgar. También vi las almas de los que fueron decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios. Ellos son los que nunca adoraron a la bestia ni a su imagen, ni aceptaron jamás llevar su marca en la frente ni en las manos; y éstos volvieron a vivir y reinaron con Cristo durante mil años. Ésta es la primera resurrección. Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron los mil años. Bienaventurados y santos son los que tienen parte en la primera resurrección, pues la segunda muerte no tiene poder sobre ellos; al contrario, serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él durante mil años.”

La Revelación de Jesucristo (Apocalipsis) 20:1-6 constituye una de las porciones de La Biblia que han creado más controversias.

En los últimos doscientos años los teólogos han interpretado este pasaje de varias maneras que trataré de resumir.

Algunos afirman que debe tomarse como un período literal de mil años otros no, veamos. 

1. Premilenialismo

Los premilenialistas, mayoritariamente dispensacionalistas y pretribulacionistas, enseñan que Cristo volverá antes del milenio, y que Él mismo, con su Segunda Venida, será quien establecerá Su reino en la tierra.

Ellos enseñan que el milenio tiene que ver con un reinado literal de Cristo sobre esta tierra. 

También impulsan la idea de que en ese momento, habrá creyentes muertos que serán resucitados para reinar con Él. Esta será la primera resurrección. 

Así mismo, asumen que las promesas hechas al pueblo de Israel en el Antiguo Testamento acerca de un reino mesiánico en esta tierra, tendrán un cumplimiento literal, y que no hay ninguna razón para espiritualizarlas y creer que ya han sido cumplidas en la Iglesia en el período actual. 

Niegan que Satanás esté atado en el presente asumiendo que si estuviese atado, la iglesia no tendría dificultades para predicar. 

Creen que durante el milenio, Cristo va a reinar en esta tierra, y Su pueblo, se sentará sobre tronos para reinar con él. 

Según ellos, el milenio apunta hacia el futuro y no al presente.

2. Premilenialismo histórico.

El premilenialismo histórico, también conocido como Premilenialismo postribulacional.

La doctrina se llama “histórica” ​​porque muchos padres de la iglesia primitiva (como Ireneo, Policarpo, Justino Mártir y Papías) parecen haberla sostenido.

El premilenialismo postribulacional es el punto de vista escatológico cristiano de que la segunda venida de Jesucristo ocurrirá antes de un reinado de mil años de los santos pero después de la Gran Tribulación. 

3. Postmilenialistas

Los postmilenialistas sostienen que la instauración del reino milenial en la tierra tendrá lugar antes de la Segunda Venida de Cristo, y que de hecho será la Iglesia quien traerá el milenio a este mundo por medio de la evangelización.

Obviamente, esta idea de que la iglesia producirá un “mundo perfecto” para que finalmente venga Cristo a establecer en éste Su reino, es un punto de vista muy optimista que no se corresponde con la realidad que vemos a nuestro alrededor. 

No parece que la población mundial esté en vías de llegar a convertirse al cristianismo, sino todo lo contrario.

4. Amilenialistas

Los amilenialistas entienden que el milenio representa de manera simbólica a nuestra era actual y que se trata de un período de duración indefinida, no de mil años literales, que abarcaría desde el momento de la ascensión de Cristo hasta su segunda venida, cuando dará comienzo la eternidad. 

Rechazan, por lo tanto, que tenga algo que ver con un reinado literal de Cristo en la tierra, porque entienden que Cristo ya está reinando aquí desde el momento de Su ascensión. 

El pasaje anterior en el que se anunciaba la venida de Cristo a este mundo (Apocalipsis 19:11-21), es una recapitulación de todo lo acontecido en la era cristiana, porque, Cristo no volverá sino hasta después de este reino milenial. 

Los amilenialistas entienden que Las Escrituras enseñan que El Dragón fue atado en la primera venida de Cristo, y que permanece atado en la actualidad, resultándole imposible engañar al mundo como lo hacía antes y que los escogidos ya están reinando con Cristo en los lugares celestiales, no en este mundo. 

Es decir que la atadura de Satanás, descrita en Apocalipsis, ya ha ocurrido; se le ha impedido “engañar a las naciones” por la difusión del evangelio. Del mismo modo, las “naciones” a las que Satanás no podrá engañar son los cristianos, La Iglesia de Jesucristo. 

Consideran que la “primera resurrección” se refiere al nuevo nacimiento del creyente.

Entienden también que todas las promesas hechas a Israel en el Antiguo Testamento acerca de un reino terrenal, se están cumpliendo espiritualmente en la Iglesia en el tiempo presente. 

Creen también que por un breve tiempo antes de la Segunda Venida de Cristo, a Satanás se le otorgará más libertad para actuar.

Se considera que fue Agustín de Hipona el primer teólogo que escribió sobre esta postura. Seguramente fue influido por su hermenéutica alegórica. Más tarde sus puntos de vista fueron adoptados por los dirigentes de la Reforma Protestante.

A muchos proponentes no les gusta el término “amilenialismo” porque enfatiza sus diferencias con el premilenialismo en lugar de sus creencias sobre el milenio. 

“Amilenial” en realidad fue acuñado de manera peyorativa por aquellos que tienen puntos de vista premilenial. 

Entonces: El amilenialismo rechaza la idea de un milenio futuro en el que Cristo reinará en la tierra antes del comienzo del estado eterno, pero sostiene: 

1. Que Jesús reina actualmente desde el cielo, sentado a la diestra de Dios;

2. Que Jesús también está y permanecerá con la iglesia hasta el fin del mundo, como lo prometió en Su Ascensión;

3. Que en Pentecostés (o días antes, en la Ascensión), comenzó el milenio, citando Hechos 2:16-21, donde Pedro, para explicar lo que estaba aconteciendo, cita a Joel 2:28-32 sobre la venida del reino;

4. Que, por lo tanto, la Iglesia y su difusión de las buenas nuevas es en verdad el Reino de Cristo y lo será por siempre. 

Citas de las Escrituras con referencia a que el reino no es un reino físico: 

1. Mateo 12:28, donde Jesús cita su expulsión de demonios como evidencia de que el reino de Dios había venido sobre ellos. 

2. Lucas 17:20–21, donde Jesús advierte que la venida del reino de Dios no se puede observar, y que está entre ellos. 

3. Romanos 14:17, donde Pablo habla del reino de Dios en términos de las acciones de los cristianos. 

Los amilenialistas consideran el período de mil años como una duración figurativa del reinado de Cristo, como en Salmos 50:10, donde las “mil colinas” en las que Dios posee el ganado son todas colinas, o en 1º Crónicas 16:15 , donde las “mil generaciones” a las que Dios será fiel son todas las generaciones. 

No obstante, el bien y el mal permanecerán mezclados en fuerza a lo largo de la historia e incluso en la iglesia, según el entendimiento amilenial de la Parábola del Trigo y la Cizaña. 

Los amilenialistas creen en el cumplimiento literal de las profecías bíblicas; simplemente no están de acuerdo con los milenialistas sobre cómo o cuándo se cumplirán estas profecías.

WhatsApp chat